martes, 10 de julio de 2007


Del folklore, el flamenco ha guardado cierto carácter. Conserva de forma indeleble la marca del lugar donde nació: Andalucía. Fue transmitido por un núcleo socialmente característico, que ha hecho de la tradición oral el único vehículo de su patrimonio. Pero si el flamenco no fuera nada más que un folklore, no habría fascinado a tantos compositores ilustres. El flamenco es en realidad un arte porque no obedece a una estética, porque tiene un significado y que su influencia es evidente en algunos compositores y artistas contemporáneos. [...] La influencia del flamenco en la música europea contemporánea es una realidad. Parece ser que la escuela rusa fue la primera en descubrir la riqueza de la música flamenca e impregnarse de sus ritmos y armonías. Glinka, Rimski-Korsakov, Cui, Balakirev, Borodine y Moussorsky son los más importantes.

1 comentario:

agus_el_piojoso dijo...

a bueeeeeeeeeeeeeeeeeeeenoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

anda a bailar a la duchaa gatueelaaaa

jajajaja tenes menos baile que el diario olé... alalalala